Entrevista 9/12/2004
Entrevista 9/12/2004
VÍCTOR VALDÉS ARRIBAS
Diccionario
Entrevista el 23/03/05
Entrevista 9/12/2004
Entrevista 22/02/04
Entrevista: A Primera Vista
Entrevista 7/5/2003
Entrevista el 10/9/2002
Mis enlaces favoritos
Fotos: Alineaciones
Fotos: Partidos
Fotos: Fuera del Campo
Fotos: Prensa
Fotos: Entrenamientos

ESPECIAL BARÇA-CAMPEON LIGA 2004/05
V.V. : "No me siento valorado"
Dedicatoria del título
Trofeo Zamora
imagen

Dos años y medio después de su debut oficial en el primer equipo, un Víctor Valdés totalmente consolidado ya cuenta con la plena confianza del cuerpo técnico. “Tengo miedo a relajarme en algún momento y que eso me pueda afectar en un partido concreto”, dice.

En una entrevista en la que se evitó hacer la única pregunta que le incomoda; la de su problema con Louis van Gaal, Víctor Valdés habló de sus sensaciones en la portería, de los progresos en su carrera y de su forma de ser dentro del campo y fuera de él.

¿Qué cambios han habido en el equipo este año?

No hay cambios concretos. Se trata de varios factores. Ha llegado gente nueva con ilusión por conseguir grandes cosas y en lo táctico hemos mejorado la presión dentro del campo y de cara al gol estamos acertados. El equipo está concentrado en su trabajo.

Y el sistema está funcionando.

La línea defensiva empieza desde el delantero que es el primero que presiona. Somos un equipo que está muy junto. Existe riesgo atrás en el espacio que hay entre la defensa y el portero pero que nos está saliendo bien en el fuera de juego.

¿Y en qué ha cambiado Valdés?

En que he jugado más partidos y he acumulado más experiencia dentro de la poca que puedo tener. Eso le da a uno la confianza para seguir trabajando y sentirse más cómodo en el campo. Tengo más confianza.

¿La portería del Barça es más grande que la de otros clubs?

No, yo no la veo más grande. Diría que la portería del Barça es la de un club grande y si por eso puede verse más grande puede ser....

¿Cómo ve los partidos desde allí?

Las veces que el equipo juega bien y disfruta yo también lo hago. Soy de los que se lo pasa bien jugando al fútbol. En la portería se tiene una perspectiva diferente a la de mis compañeros, pero estar allí da la oportunidad de ver cosas que otros no pueden. Es una posición privilegiada.

Tiene épocas en las que se abstrae y no quiere hablar con la prensa.

Cierto, pero no tengo nada contra nadie. Sé que por estar en este club tengo unas obligaciones a nivel de prensa y debo atender a los medios y lo acepto. Lo que pasa es que hay momentos en los que necesito concentración y me encierro en mí mismo para analizar las cosas que vivo. Entonces me gusta aislarme de todo lo que me rodea.

Le vemos santiguarse al entrar en el campo. ¿Es de aquellos porteros que tiene muchas manías?

Tengo muchísimas manías tanto en el fútbol como en la vida normal. Me gusta ser muy ordenado y tenerlo todo bajo control. Un año me dio por no pisar las líneas del campo y hasta ahora lo mantengo, hasta el punto de que en un paso cebra también intento no pisarlas. Reconozco que tengo una manía especial con este tema. Me santiguo porque soy bastante religioso y antes de los partidos también cuelgo mi camiseta en la taquilla y la voy mirando.

¡Vaya listado!

Ah! Y también me gusta hacer las mismas cosas si en el partido anterior las cosas me han ido bien tanto a nivel de comidas como de organización personal.

¿Y lo del color negro?

Es un color que siempre me ha gustado. Tanto para vestir en la calle como de portero. Desde pequeño siempre vestía de negro. No forma parte de mi lista de supersticiones (risas).

¿Ser portero en el fútbol actual es una práctica de riesgo?

Hay que estar preparado para lo bueno y para lo malo. El portero corre el riesgo de salir en la foto sólo el día que falla y hay que estar preparado para asumirlo.

Si un delantero falla un gol no es tan grave como si lo hace un portero en una parada.

El portero mentalmente tiene que estar preparado. Yo le doy mucha importancia al aspecto psicológico y creo que es una de las partes más importantes a trabajar.

¿Es el aguafiestas del fútbol?

Suena contradictorio pero ese es el trabajo del portero. Es la figura odiada. El trabajo del portero es muy difícil de llevar. Tienes momentos de soledad en los que debes ser fuerte mentalmente para sobrellevarlos pero también hay cosas positivas.

Si para el delantero marcar un gol es el orgasmo. ¿También lo es un paradón para el guardameta?

Pues sí. Así como para el delantero, el gol es la culminación de una jugada y lo máximo en el fútbol, para el portero lo es evitar que eso pase y si encima lo hace de una manera espectacular es lo mismo.

¿Qué siente y qué piensa cuando encara el túnel de vestuarios en un Barça-Madrid y se escucha el murmullo de un Camp Nou lleno?

Si uno se pone a pensar todo lo que significa no podría ni salir al campo a jugar. Para una persona que es de aquí y que lo ha vivido desde pequeño es algo muy grande.

¿Es de los que desaparecería cuando comete un fallo?

No forma parte de mi carácter. Querría rebobinar la acción para que no pasara pero en absoluto desaparecer porque así es el fútbol y pienso que el potero tiene que estar muy preparado psicológicamente para acciones de este tipo.

¿Le tiene miedo a algo?

A relajarme en algún momento y que eso me pueda afectar al rendimiento en un partido.

¿Existen dos Víctor Valdés?

Sí. El Valdés que sale al campo es diferente al Valdés persona. Lo he pensado muchas veces y siempre digo que cuando salgo a jugar me concentro mucho en mis cosas y no pienso en nada. Me gusta pasármelo bien pero dentro de un límite. Soy consciente y a veces puede parecer que soy frío, arrogante o chulo, pero luego está la persona y cuando salgo a la calle me dedico a hacer mi vida. Soy una persona sencilla y no me gusta hacer nada especial.

¿No le preocupa que algunos piensen que es un chulo?

Me preocupa que la gente que me quiere y que aprecio esté conmigo. Si esa gente pensara que soy un chulo sí que me preocuparía. En cambio, la gente que no me quiere o no me conoce no me preocupa lo que puedan pensar.

¿Cómo es fuera del fútbol?

Me gusta dedicarme a mis aficiones, estar con la familia, los amigos, soy una persona muy normal.

¿Le han crecido los amigos por estar donde está?

Soy una persona que tiene un círculo algo cerrado y es donde me muevo. No es que esté cerrado a que entre más gente pero me siento más tranquilo y me gusta tener las personas de confianza cerca aunque también necesito momentos para estar solo en mi mundo.

Con tanta lesión, ¿el vestuario es una piña?

Es un tema delicado. Si empiezas a pensar en quién será el próximo en caer estamos perdidos. Hemos tenido mala suerte y no encuentro otra explicación ya que no se puede dudar del trabajo médico.

¿La selección le quita el sueño?

Es un orgullo ser internacional. Sería importante llegar a la selección, pero lo primero es jugar bien en el Barça. Llega cuando el seleccionador lo cree conveniente.